You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

EL ORIGEN

Hola, me llamo Helena y soy la creadora de este proyecto al que amo tanto y una gran fan de este accesorio ancestral.

Hija de maestro ebanista, crecí entre el olor de la madera, el amor por los oficios tradicionales y el respeto por la artesanía.

Todo empezó cuando por primera vez me mostraron como recoger el cabello con un simple palito de madera que una amiga había traído de un viaje. Me quedé fascinada con lo cómodo, rápido y bonito que quedaba el recogido y pensé en decorarlos y transformarlos en hermosas joyas para el cabello. Y fue en ese preciso momento y casi sin darme cuenta cuando nace Palospelos.

NUESTRA FILOSOFÍA

PalosPelos nace de la idea de devolver a la mujer actual con un ritmo de vida trepidante el uso de este útil y bello accesorio ancestral que las mismas romanas ya utilizaban para hacer sus preciosos recogidos.

Ir cómoda y bien peinada en cuestión de segundos, con un bonito accesorio hecho a mano que  recoge tu cabello de una manera rápida y sencilla además de decorarlo… Es nuestro propósito, que nuestras joyas se conviertan en tu mejor aliado llevándolas siempre contigo en el bolso para que las puedas utilizar en el momento que las necesites.
 
Viajamos hasta Bali con nuestros diseños para trabajar directamente con nuestros artesanos sin ningún tipo de  intermediario y en una estrecha, y respetuosa relación de comercio justo. Ellos forman parte de nuestra familia y son el corazón de nuestras joyas.  

Las maderas que utilizamos en un gran porcentaje son recicladas y en ningún caso se trata de especies protegidas o endémicas.

Nuestra filosofía es el respeto por lo naturaleza y el medio ambiente.

Nuestro packaging es otro buen ejemplo de nuestro cuidado por el medio ambiente. Las bolsitas que utilizamos para guardar nuestras joyas están confeccionadas con saris reciclados que compramos en India.  

Es una manera de no producir más desechos y nuestra pequeña contribución a la limpieza de la gran cantidad que ya existe de ellos en el planeta.